Desayuno saludable completo

Estrenamos el apartado de ideas para desayunos con la intención de aportar sugerencias y propuestas de todo tipo y para todos los gustos. La primera comida del día es quizá la más importante, por ello es fundamental dedicarle el tiempo que se merece.

Este desayuno sano y equilibrado es fácil y relativamente rápido de preparar.
Hemos tratado de incluir ingredientes muy básicos, que solemos tener en casa, de forma que no suponga un esfuerzo añadido. Se compone de una parte principal salada con proteína, contundente y con energía suficiente para toda la mañana; fruta, muy interesante para comenzar el dia; lácteos y té.

La tosta salada

Ingredientes:

  • Rebanada de pan
  • Atún al natural
  • Tomate
  • Cebollino
  • Sal y aceite de oliva

Preparación:

Tostamos el pan a nuestro gusto. Cortamos el tomate en rodajas, lo colocamos encima del pan y aliñamos con un poco de sal y un chorrito de aceite de oliva virgen extra.
Desmigamos el atún al natural, mucho más ligero que en aceite, y lo ponemos por encima del tomate. Terminamos la tosta con un poco de cebollino picado que le aporta un interesante sabor y un toque de color. ¡Listo, a disfrutarla!

Desayuno saludable y equilibrado

El lácteo y la brocheta de fruta

Hemos elegido un yogur natural suave combinado con muesli, podéis cambiarlo por cualquier otro tipo de cereal si os apetece más.

Siempre es buena idea presentar la fruta de una forma distinta y un poco más original, hoy optamos por hacerlo en forma de brochetas. También utilizamos frutas de temporada, son más económicas, están en su punto de maduración y tienen mejor sabor.
La combinación elegida es mango, manzana y kiwi. Sólo queda cortar en dados gruesos y montar la brocheta.

Elección del té

Nos encanta el té, finalizar este desayuno sano y equilibrado con un té negro darjeeling es poner la guinda a esta primera comida del día.

1 comentario en «Desayuno sano y equilibrado»

  1. Es muy importante tener una alimentación sana y saludable, ya que «somos lo que comemos». En la cultura española, se acostumbra a desayunar dulces, bollos y mucha repostería similar, antes de las propuestas que nos enseña este post. Al largo plazo, los desayunos reposteros nos traen excesos de grasas o colesterol que pueden incluso provocarnos la aparición de varices.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *