Mantequillas aromatizadas

Con la idea para cocinar de esta semana podrás dejar atrás los desayunos monótonos. Te proponemos preparar mantequillas aromatizadas de distintos tipos, colores y sabores.

Son ideales para poner encima de una tostada, sin más, o combinándolas en la versión salada con un poco de jamón y en la versión dulce con una mermelada casera de mandarina o de ciruela claudia.

¿Cómo preparar mantequilla aromatizada?

  1. Elige una mantequilla de buena calidad.
  2. Sácala de la nevera al menos con dos horas de antelación.
  3. Selecciona los aromas que más te gusten y mezcla bien.
  4. Coloca la mezcla encima de un papel film, presiona y enrolla.
  5. Introdúcela un par de horas en la nevera.

Nota importante: ¿Quieres que la mantequilla cambie completamente de color? Busca ingredientes que contengan aceites esenciales y que se fundan con la mantequilla: albahaca, piel de naranja, piel de lima, perejil, etc. Si utilizas fruta el efecto será como el que hemos conseguido en la mantequilla con frambuesas, el «agua» que suelta la fruta no se integrará con la mantequilla.

Cuatro mantequillas aromatizadas dulces y saladas

Como ejemplo hemos preparado dos mantequillas dulces y otras dos saladas con un paquete de 250 gramos (cada una de ellas de 62 gramos). El límite de estas preparaciones lo marca tu imaginación.

Mantequilla con albahaca

Necesitas 62 gramos de mantequilla en pomada y dos puñados de albahaca fresca.
En un mortero añade las hojas de albahaca y una pizca de sal, aplástalas con suavidad contra las paredes, sin golpear, tienen que soltar todos sus aceites esenciales. Añade las gotas en la mantequilla y mezcla bien. Por último corta un poco de albahaca en trozos finos e integra. Forma un cilindro y a la nevera.

Mantequilla de albahaca

Mantequilla con frambuesas

Como hemos comentado más arriba al añadir las frambuesas no conseguirás que la mantequilla se tiña pero el corte y el sabor también será espectacular. Para 62 gramos de mantequilla añade tres frambuesas y una cucharadita de azúcar glas. Integra bien, fórma el rollo y refrigera.

Mantequilla con ajo y perejil

Una clásica mantequilla aromatizada que se presta a múltiples preparaciones (ejemplo: tostada con mantequilla de ajo y perejil con tomate natural en rodajas y jamón ibérico, simplemente deliciosa). Para 62 gramos de mantequilla en pomada prepara un majado con medio diente de ajo, un puñado de perejil y una pizca de sal. Cuando lo tengas bien machado mézclalo bien con la mantequilla, forma el cilindro y a la nevera.

Mantequilla de naranja y esencia de vainilla

Los aceites esenciales de la piel de naranja se funden con la mantequilla tiñéndola de un precioso tono anaranjado. Es una mantequilla deliciosa y muy fácil de preparar. Ralla la piel de una naranja con un rallador fino, añádela en un cuenco con la mantequilla en pomada, cuatro o cinco gotas de vainilla y dos cucharadas de azúcar glas (cantidades para 62 gramos). Mezcla bien, forma y refrigera.

Rulo de mantequilla aromatizada

2 comentarios en «Mantequilla aromatizada para desayunar»

    1. Hola Didi.

      Puedes congelarla con tranquilidad o guardarla en la nevera.

      La duración dependerá de la mezcla que hagas. Con albahaca o perejil te durará semanas en la nevera sin ningún problema. Si lo haces con frutas es preferible congelarla o consumirla en pocos días.

      Por eso recomiendo aromatizar poca cantidad. Pequeñas bolitas que duren una semana es buena idea…

      Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *