Saltar al contenido

Lubina a la sal

  • por
Lubina a la sal

No, con esta receta no te va a subir la tensión a niveles nunca vistos. En este caso la sal no se usa para salar sino para cocinar.

La lubina a la sal es mi receta de pescados favorita. Queda superjugosa. Conserva los jugos del pescado y permite disfrutar de este manjar sin disfrazarlo.

Claro que, si no aprecias mucho el sabor limpio del pescado o no tienes la posibilidad de comprar una buena lubina, quizá esta receta no sea para ti.

¿Cómo hacer lubina a la sal en el horno de casa?

Tiene fama de ser una receta complicada, quizá porque es un clásico de la Navidad y en esas fechas solemos dedicar más tiempo a cocinar.

Pero no, es fácil (de hecho, muy fácil). Toma nota del paso a paso.

Lubina a la sal en el horno
Preparación 5 min
Cocción 15 min
Raciones 1

Ingredientes
  

  • 1 lubina de ración
  • 1 kg sal gruesa especial
  • 250 g sal fina
  • 100 ml agua
  • 1 limón

Paso a paso
 

  • Añade la sal gruesa y la sal fina en un cuenco grande.
  • Exprime el limón y echa el agua en el cuenco de la sal. Mezcla hasta que se integre todo bien. La idea es que la sal tome algo de cuerpo. Cuando añadas el agua tienes que comprobar que se pueda "compactar" con la mano.
    sal hornear pescado
  • Pon una capa de sal en una bandeja apta para hornear y coloca la lubina encima.
    Lubina sobre la sal
  • Cubre la lubina, excepto la cola y la cabeza. La capa de sal debe tener un espesor del grosor de un dedo, unos 2 centímetros.
    Lubina cubierta de sal
  • Hornea a 220ºC durante 15 minutos si es una lubina de ración, 20 minutos para una lubina de 1 kg y 35 minutos para una lubina de unos 2 kg. Ese es el tiempo de horno recomendado, a mí me funciona a la perfección.
    Lubina a la sal horneada
  • Saca la lubina del horno. Golpea el caparazón de sal por los laterales para retirarlo en los menores trozos posibles. Con suerte, podrás quitar la parte superior de una vez.
    Lubina junto al caparazón de sal
  • Limpia el resto de la sal y saca la lubina a una bandeja limpia.

Consejos para la receta

  • ¿Qué lubina usar para hacerla a la sal? La mejor posible. Cuando mejor sea la pieza, mejor quedará la lubina a la sal. Siempre será mejor optar por una lubina salvaje que por una de piscifactoría. En esta receta, se nota mucho la diferencia entre una y otra.
  • ¿Hay que limpiar la lubina de alguna forma especial? Lo idea es destriparla por la cabeza. Si se lo comentas al pescadero, así lo hará. Yo no me di cuenta y la compré «abierta normal». No pasa nada, simplemente ten cuidado con la sal en esa zona.
  • ¿Qué sal te recomiendo utilizar? Sin duda, lo mejor es usar una especial para cocinar a la sal (fácil de encontrar en el supermercado). Es un poco más gruesa y también más húmeda. Perfecta para hacer la costra que comento en la receta.
  • ¿Se puede hacer esta lubina con sal normal? Se puede, pero no es lo ideal. Si no tienes otra opción, mezcla sal gruesa normal con sal fina.
  • ¿Es obligatorio añadir limón? No, pero aporta un toque muy rico a la receta. De hecho, también puedes añadir ralladura de limón si quieres darle un toque más cítrico.
  • ¿Queda salada? No, de ninguna forma. De hecho, es probable que tengas que añadirle un poco de sal. Lo que hace especial a la lubina a la sal es la forma de cocción, se cocina como en una burbuja hermética que conserva todos los jugos.

Información nutricional

Calorías: 904kcal | Carbohidratos: 10g | Proteina: 161g | Grasa: 21g | Grasa saturada: 5g | Grasa polinsaturada: 7g | Grasa monosaturada: 6g | Colesterol: 720mg | Sodio: 629mg | Potasio: 2453mg | Fibra: 3g | Azúcar: 3g | Vitamina A: 834IU | Vitamina C: 57mg | Calcio: 167mg | Hierro: 8mg

¿Te gustó la receta?

5 de 3 votos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora la receta