La gente se complica demasiado a la hora de cocer el arroz.

Unos lo remojan durante horas, o lo lavan una y otra vez para deshacerse del almidón. Otros lo cuecen en litros de agua para después escurrirlo. Los más atrevidos lo lavan después de cocerlo.

Hazlo fácil. Te cuento «mi técnica».

Taza de arroz blanco cocido
Arroz blanco cocido al punto

Receta de arroz blanco

Ingredientes para 2 personas

  • 160 gramos de arroz (2 tazas)
  • 360 gramos de agua (4 tazas)
  • 2 cucharadas de aceite
  • Sal

Preparación

  1. Pon el aceite en un cazo o en una olla pequeña. Rehoga el arroz a fuego medio durante 2 minutos removiendo constantemente.
  2. Agrega el agua, la sal y sube a fuego alto. Dale un par de vueltas.
  3. Tapa la olla y pon un cronómetro. Cuenta 15 minutos desde este momento.
  4. Cuando empiece a hervir baja a fuego lento. Vigila que no se quede sin agua durante la cocción.
  5. A los 15 minutos pruébalo. El grano debe quedar firme.
  6. Remueve con cuidado con un tenedor para despegar los granos. Fin.

Consejos importantes

  1. Elige un arroz de calidad. Si sigues la receta anterior y no te queda perfecto, el problema puede estar en el tipo de arroz. Los de baja calidad cuecen mal, suelen quedar pastosos o duros.
  2. Proporción de agua y arroz. Para un «variedad de arroz normal» utiliza dos partes de agua por cada parte de arroz. De todos modos cada marca tiene un comportamiento diferente, es posible que tengas que añadir más o subir el fuego para que evapore.
  3. Cantidad por persona. En muchas recetas recomiendan una taza de arroz por persona, o dos puñados.  Si quieres afinar pésalo: 70-80 gramos de arroz por persona o 100 gramos para gente de buen comer.
  4. Vigila la cocción. Si es la primera vez que cueces arroz o has cambiado de marca tendrás que estar más atento. Vigila el tiempo de cocción y que no se quede sin agua.
cocer variedades de arroz

Errores frecuentes al cocer arroz blanco

En YouTube hay docenas de ejemplos de cómo no debes cocer un arroz: pelotones, papillas y adefesios varios. Los errores más frecuentes.

  1. Cocinarlo mucho tiempo. Se pegará sí o sí.
  2. Poner el fuego demasiado fuerte. Favorece el aglutinamiento.
  3. Remover frecuentemente. Apelotonamiento asegurado.
  4. Lavarlo después de cocerlo. No lo hagas, por Dios.
  5. Cocerlo en mucha agua y escurrirlo. Quedará insípido.
  6. Añadir aceite en el agua. WTF.

¿Cómo dejarlo más suelto?

Lavar el arroz para retirar el almidón y dejarlo más suelto es como ponerte el chubasquero en plena tormenta perfecta.

El 80% del arroz es almidón, puedes lavarlo 15 o 20 veces que ahí seguirá. Es más, ¿sabías que sólo el 20% de ese almidón es el responsable de que se apelotone al cocer? La sustancia se llama amilosa, aquí tienes toda la información técnica.

En otras palabras, puedes remojar el arroz una y otra vez. Puedes dejarlo en remojo toda la noche. Con esos «trucos» no conseguirás gran cosa. Las claves para dejarlo suelto:

  1. Elije una variedad de grano largo (basmati o jazmín funcionan bien).
  2. Rehoga el grano con un poco de aceite antes de cocerlo.
  3. Cocínalo a fuego moderado o bajo (hervor lento).

Y como extra, también puedes rehogar cebolla antes de cocer el arroz, eso le dará un punto extra de jugosidad.

¿Cómo conseguir un arroz cocido más sabroso?

Pica medio diente de ajo (para dos personas) y cocínalo en el aceite a fuego suave antes de poner el arroz. Puedes hacer lo mismo con media cebolla.

Pero ojo, te he mostrado cómo hacer arroz blanco en general (el típico), pero luego hay variedades con sus peculiaridades. Toma nota:

Prueba esta forma de cocer el arroz blanco y me cuentas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *