Saltar al contenido

¿Se pueden congelar las moras?

  • por
Congelar moras

No descubro nada: las moras son una fruta deliciosa y saludable que se puede disfrutar de muchas maneras. Puedes comerlas frescas, convertirlas en mermelada, hornearlas en tartas, añadirlas en bizcochos… mil formas. Pero también es muy delicada.

El problema es que a veces solo queremos congelarla para disfrutarlas más adelante (ya sea en fresco o cocinadas). Y ahí surgen las dudas. ¿Se pueden congelar las moras? ¿Cómo hacerlo?

Congelar las moras: ¿sí o no?

Si tienes la suerte de tener una cosecha abundante, te vendrá a la mente esta duda: ¿se pueden congelar las moras para usarlas más tarde?

La respuesta es sí, las moras pueden congelarse. De hecho, la congelación es una de las mejores formas de conservar las moras para su uso posterior. Si se haces correctamente, las moras congeladas conservarán su sabor, textura y valor nutritivo.

¿Cómo congelar las moras silvestres correctamente?

Sigue este paso a paso para congelar moras:

  1. Recoge las moras maduras: Las moras demasiado maduras o poco maduras no se congelarán bien.
  2. Limpia las moras: elimina la suciedad o los restos lavándolas suavemente en agua.
  3. Seca las moras: sécalas a golpecitos con una toalla limpia o una toalla de papel.
  4. Retira los tallos: utiliza un tenedor o tus dedos para retirar el tallo de cada baya.
  5. Colócalas en una bandeja de horno: extiende las bayas en una sola capa sobre una bandeja de horno.
  6. Congela las bayas: coloca la bandeja para hornear en el congelador y deja que las bayas se congelen por completo. Esto suele llevar unas dos horas.
  7. Cámbialas a un recipiente hermético: una vez congeladas las moras, pásalas a un recipiente hermético o a una bolsa de congelación. Pon la fecha en el envase.
Moras congeladas

¿Cuánto tiempo se conservan las moras congeladas?

Las moras congeladas se conservan hasta seis meses en el congelador. Sin embargo, para obtener la mejor calidad, es mejor utilizarlas dentro de los tres primeros meses. Después, pueden empezar a perder su sabor y valor nutritivo.

Si tienes moras congeladas que no vas a utilizar inmediatamente, asegúrate de guardarlas en un recipiente hermético o en una bolsa de congelación. Esto ayudará a que conserven su sabor y frescura durante el mayor tiempo posible.

¿Cómo aprovechar las moras congeladas?

Puedes utilizarlas en batidos, cuencos de yogur, tartas o cualquier otra receta que requiera moras frescas. O, simplemente, descongélalas y disfrútalas como un tentempié saludable.

Hagas lo que hagas con ellas, las moras congeladas preservarán su sabor y valor nutricional. Obviamente no estarán exactamente igual que las frescas, pero sí tendrán un aroma decente.

Extra: ¿Se puede congelar la mermelada de moras?

La respuesta a esta pregunta es un poco más complicada.

Aunque técnicamente puedes congelar la mermelada de moras, no tendrá la misma textura ni el mismo sabor que la mermelada recién hecha.

Mi recomendación es no hacerlo. Para conservar la mermelada de moras durante más tiempo, hierve los tarros (con la mermelada) en abundante agua durante 10 minutos, así podrás disfrutarla meses después de hacerla.

¿Tienes algún consejo para congelar las moras? Compártelo en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *