No sé qué tiene la mermelada de mandarina, o la de naranja, que o te encanta o la aborreces.

Supongo que será ese amargor tan característico, un amargor que como verás a continuación puedes ajustarlo sin ningún problema al hacerla en casa.

Para esta receta de mermelada hemos utilizado mandarinas clementinas, son pequeñas, no tienen semillas y su sabor es excelente. Otra de sus ventajas es que tienen la piel muy fina, no tendrás que retirar la parte blanca porque es inexistente, interesante si te gusta el toque amargo.

Esta receta de mermelada de mandarina es una de mis favoritas.

Pruébala y déjame un comentario con tus impresiones. Por aquí te dejo el paso a paso.

Mandarinas y panela
Mermelada de mandarina

Mermelada de Mandarina casera

Álvaro
Receta tradicional de mermelada de mandarina clementina con un toque especial de panela. Fácil y muy sabrosa, el acompañamiento perfecto para unas tostadas con mantequilla, ¡tus desayunos no serán lo mismo!
5 de 1 voto
Preparación 10 min
Cocción 50 min
Total 1 h
Plato Mermeladas
Cocina Española
Raciones 3 botes
Calorías 649 kcal

Ingredientes
  

  • 800 g de mandarinas clementinas
  • 320 g de azúcar blanquilla
  • 80 g de panela (opcional)
  • limón

Elaboración paso a paso
 

  • Pela las mandarinas hasta obtener 800 gramos de gajos bien limpios. Reserva la piel de un par de mandarinas, importante que tengan la piel muy fina, sin demasiada parte blanca (este paso es opcional, sólo si quieres que tenga un toque amargo).
  • Pon los gajos en una cazuela ancha (ver consejos) y añade el azúcar, la panela, la piel de las mandarinas cortada en trocitos y un pequeño chorro de limón. Presiona ligeramente algunos gajos y deja cocer a fuego medio durante 10 o 15 minutos.
  • Es el momento de darle un pequeño «toque» con la batidora, introdúcela con mucho cuidado en la cazuela (o saca el contenido a un vaso de batir) y tritura hasta que gajos y pieles se integren.
  • Cocina a fuego lento removiendo de vez en cuando durante 35-40 minutos, o un poco más si no tuviera la consistencia necesaria.

Consejos para la receta

  • Envasado: Necesitas tarros esterilizados (cuécelos unos minutos en abundante agua). Llénalos bastante, que sólo quede un centímetro o menos entre la mermelada y la tapa. Ponlos a cocer bien cerrados y completamente cubiertos de agua durante 10 minutos. Cuando estén completamente fríos podrás guardarlos en la despensa durante varios meses.
  • ¿Mejor clementina?: La clementina es un híbrido entre mandarina y naranja, su sabor es muy interesante para preparar esta receta y tiene la piel muy fina lo que también facilita mucho la tarea de añadir la piel para conseguir una rica mermelada de mandarina amarga.
  • ¿Qué es la panela?: Es el azúcar más puro que existe. La panela, a diferencia del moreno o blanquilla, no está refinada y por tanto tiene muchas más propiedades y también menos calorías. Es bastante potente y aporta un toque muy interesante de color y sabor a la mermelada de mandarina casera pero puedes sustituirla por 100 gramos de azúcar blanquilla o moreno. Se comercializa en las secciones internacionales de las grandes superficies y en tiendas especializadas.
  • ¿Quieres hace bastante cantidad?: En ese caso es imprescindible que repartas el contenido en varias cazuelas, sólo así serás capaz de espesar la mermelada lo suficiente. Esta cantidad es para una cazuela 24 centímetros (mínimo).

Información nutricional

Calorías: 649kcalCarbohidratos: 165gProteina: 2gGrasa: 1gGrasa saturada: 1gSodio: 6mgPotasio: 445mgFibra: 5gAzúcar: 158gVitamina A: 1816IUVitamina C: 71mgCalcio: 107mgHierro: 1mg
Mandarina
¿Te gustó la receta?Pincha aquí y te enviaré más

12 comentarios en «Mermelada de mandarina casera»

    1. Hola María!

      Yo he hecho esta mermelada de mandarina con panela, al 100%, y queda bien pero el sabor es diferente al que estamos acostumbrados. La panela le da un toque especial, más fuerte que el azúcar, no sé como explicarte, es como si endulzaras con ágave o miel, por eso recomiendo mezclarla con azúcar blanco que es neutro.

      Lo que puedes hacer es añadir panela e ir probando a medida que se hace la mermelada. Empieza por 100 gramos de panela. Mezcla bien y prueba. Añade otros 100 gramos y vuelve a probar. Si ves que el sabor de fondo no te convence corrige con azúcar blanco, en caso contrario sigue echando panela (para 800 gramos serían unos 300 o 350 de panela).

      Si no quieres andar con experimientos hazla así:

      800g Mandarina
      150g Azúcar
      150g Panela
      Chorrito de limón

      Saludos

  1. hola Alvaro, aquí en Argentina no conozco la panela, pero tenemos azúcar Hileret bajas calorías, voy a probarla con eso.
    yo pongo los gajos apenas cortados, así queda con textura, además no tengo minipimer y con la licuadora temo que se deshagan mucho, después te cuento.

  2. En Argentina se consigue el azúcar mascabo, que supongo es como la panela, porque es el azúcar integral sin refinar, es muy rica, tiene sabor a miel de caña. Voy a probar hacerla!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora la receta