Saltar al contenido

Mermelada de mandarina casera

mermelada mandarina casera 01

No sé qué tiene la mermelada de mandarina, o la de naranja, que o te encanta o la aborreces.

Supongo que será ese amargor tan característico, un amargor que como verás a continuación puedes ajustarlo sin ningún problema al hacerla en casa.

Para esta receta de mermelada hemos utilizado mandarinas clementinas, son pequeñas, no tienen semillas y su sabor es excelente. Otra de sus ventajas es que tienen la piel muy fina, no tendrás que retirar la parte blanca porque es inexistente, interesante si te gusta el toque amargo.

Esta receta de mermelada de mandarina es una de mis favoritas.

Pruébala y déjame un comentario con tus impresiones. Por aquí te dejo el paso a paso.

Mandarinas y panela
Mermelada de mandarina

¿Cómo hacer mermalada de mandarina?

Preparación 10 min
Cocción 50 min
Raciones 3 botes

Ingredientes
  

  • 800 g de mandarinas clementinas
  • 320 g de azúcar blanquilla
  • 80 g de panela (opcional)
  • limón

Paso a paso
 

  • Pela las mandarinas hasta obtener 800 gramos de gajos bien limpios. Reserva la piel de un par de mandarinas, importante que tengan la piel muy fina, sin demasiada parte blanca (este paso es opcional, sólo si quieres que tenga un toque amargo).
  • Pon los gajos en una cazuela ancha (ver consejos) y añade el azúcar, la panela, la piel de las mandarinas cortada en trocitos y un pequeño chorro de limón. Presiona ligeramente algunos gajos y deja cocer a fuego medio durante 10 o 15 minutos.
  • Es el momento de darle un pequeño «toque» con la batidora, introdúcela con mucho cuidado en la cazuela (o saca el contenido a un vaso de batir) y tritura hasta que gajos y pieles se integren.
  • Cocina a fuego lento removiendo de vez en cuando durante 35-40 minutos, o un poco más si no tuviera la consistencia necesaria.

Consejos para la receta

  • Envasado: Necesitas tarros esterilizados (cuécelos unos minutos en abundante agua). Llénalos bastante, que sólo quede un centímetro o menos entre la mermelada y la tapa. Ponlos a cocer bien cerrados y completamente cubiertos de agua durante 10 minutos. Cuando estén completamente fríos podrás guardarlos en la despensa durante varios meses.
  • ¿Mejor clementina?: La clementina es un híbrido entre mandarina y naranja, su sabor es muy interesante para preparar esta receta y tiene la piel muy fina lo que también facilita mucho la tarea de añadir la piel para conseguir una rica mermelada de mandarina amarga.
  • ¿Qué es la panela?: Es el azúcar más puro que existe. La panela, a diferencia del moreno o blanquilla, no está refinada y por tanto tiene muchas más propiedades y también menos calorías. Es bastante potente y aporta un toque muy interesante de color y sabor a la mermelada de mandarina casera pero puedes sustituirla por 100 gramos de azúcar blanquilla o moreno. Se comercializa en las secciones internacionales de las grandes superficies y en tiendas especializadas.
  • ¿Quieres hace bastante cantidad?: En ese caso es imprescindible que repartas el contenido en varias cazuelas, sólo así serás capaz de espesar la mermelada lo suficiente. Esta cantidad es para una cazuela 24 centímetros (mínimo).

Información nutricional

Calorías: 649kcal | Carbohidratos: 165g | Proteina: 2g | Grasa: 1g | Grasa saturada: 1g | Sodio: 6mg | Potasio: 445mg | Fibra: 5g | Azúcar: 158g | Vitamina A: 1816IU | Vitamina C: 71mg | Calcio: 107mg | Hierro: 1mg

¿Te gusta la receta?

4.92 de 23 votos