Saltar al contenido

¿Cómo quitar el picor de la cebolla?

  • por
Quitando el picor a la cebolla

Es un problemón. La cebolla suele complicar las digestiones (seguro que te ha repetido en más de una ocasión) y ser demasiado fuerte en crudo. Por si fuera poco, también puede estropear la mejor de las recetas debido a esa «fuerza».

No todo es malo. Las cebollas son saludables y contienen sustancias antioxidantes muy beneficiosas para nuestro organismo. Ahora bien, ¿se puede suavizar el sabor de la cebolla?

Sí, te voy a explicar tres trucos para suavizarla y hacerla más «tolerable».

¿Cómo suavizar la cebolla cruda (para ensalada)?

Hace años decidí dejar de echar cebolla a las lechugas porque sencillamente no soportaba su fuerte sabor. Hasta que descubrí este truco. Hice lo siguiente:

  • Cortar la cebolla en juliana fina (tiras finas).
  • Poner agua y varios hielos en un recipiente.
  • Sumergir la cebolla durante 20 minutos.
  • Escurrir y colocarla en la ensalada.

Con este método vas a reducir la fuerza de la cebolla en un 70 u 80%. Seguirá siendo cebolla y tendrá las mismas propiedades, pero gracias a ese remojado estará mucho más suave.

Yo siempre utilizo este truco porque es el más efectivo y versátil, pero puede que necesites hacerlo en menos tiempo.

Ensalada con cebolla suave

¿Necesitas un método más rápido?

Añade el jugo de medio limón en el agua y sigue el resto de pasos.

Con este truquillo el tiempo de espera es de 15 minutos.

Este método tiene el problema del sabor, deja un ligero aroma a limón que quizá no te agrade.

¿Quieres un truco extra rápido para quitar el «fuerte» de la cebolla?

Sumerge la cebolla en leche.

En este caso el tiempo se reduce hasta 10 minutos.

Este sistema no añade sabor a la cebolla, pero sí estarás desperdiciando leche por lo que no es el más recomendable de los tres.

¿Funciona el vinagre para quitar el picor de la cebolla?

Muchos prefieren recurrir al clásico vinagre para reducir el amargor de la cebolla.

En un sistema que funciona si se combina con sal.

Consiste en cortar la cebolla en juliana (como en los trucos anteriores) y sumergirla en agua con sal y un chorrito de vinagre durante 10 minutos para después enjuagarla y escurrirla.

Este sistema no lo recomiendo porque afecta más al sabor de la cebolla, pero funcionar funciona.

Como ves, hay varias formas de quitar el picor de la cebolla para que sea más tolerable al paladar (sobre todo en ensaladas). Y si no soportas nada de nada el picor de la cebolla, siempre puedes preparar una buena cebolla caramelizada, en esa receta el amargor desaparece por completo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *