Saltar al contenido

Tres buenas formas de sustituir la nata para cocinar

  • por
Sustitutos de la nata

Por salud o por gusto. Da igual el motivo. La cuestión es que muchas veces nos planteamos sustituir la nata por otro ingrediente y no sabemos cómo hacerlo.

Hay solución. O mejor dicho: soluciones.

Porque para sustituirla no hay una «receta mágica». Todo depende de tu gusto y de la receta en cuestión.

Aquí te daré alternativas para que puedas preparar tus recetas sin nata. Alternativas saludables a la nata para cocinar.

¿Cómo sustituir la nata en la cocina?

La nata es un alimento con un porcentaje de grasa del 35%. Por ese motivo (y porque puede generar intolerancias) se suelen buscar alternativas. Estas son las más interesantes.

Crema de verduras sin nata

Sustituye la nata por leche evaporada

La leche evaporada es la mejor alternativa para sustituir la nata en todo tipo de preparaciones.

Tiene menos grasa que la nata (en torno al 7%) y su consistencia es rica y cremosa. Similar a la nata.

Si te parece muy densa, puedes diluirla con un poco de leche. También puedes calentarla para incorporarla en todo tipo de recetas. Para mí es la solución perfecta, recurro a ella tanto en recetas de postres como en preparaciones saladas.

En «recetas frías» usa yogur natural, yogur griego o queso batido

Los yogures son un sustituto ligero de la nata. Al igual que la leche evaporada, el yogur natural o griego se puede usar para preparaciones como salsas. Con el yogur griego obtendrás preparaciones más densas y calóricas; con el natural puedes conseguir platos más ligeros.

También puedes usar queso batido. Aportará densidad y pocas calorías.

En cualquier caso, estas opciones se deben usar en frío. Ideales para recetas de salsas

En postres, elige la leche de coco

Una de las formas más fáciles de hacer que tu cocina sea más saludable es sustituir la nata por leche de coco. La leche de coco es una buena fuente de grasas saludables.

Además, la leche de coco tiene menos calorías que la nata (290 vs 230).

Y como es de origen vegetal, es adecuada para los veganos y los alérgicos a los lácteos.

¿Lo menos bueno? No es una alternativa especialmente ligera y su sabor condiciona las recetas. Pero sí, es una buena alternativa a la nata. La recomiendo si te agrada el sabor. Muy útil en postres.

Sustituyendo nata

Duda frecuente: ¿se puede sustituir la nata para cocinar por leche?

Al final lo que aporta la nata es mayor densidad y consistencia.

La leche no añade esa densidad, pero puedes lograrla con un sencillo truco: añadiendo fécula o almidón de maíz (Maizena). Para ello, echa la Maizena en la leche y agrega la mezcla a la receta. Eso sí, también debes calentar la preparación.

Sea cual sea tu caso, hay buenas alternativas a la nata en la cocina.

¿Mi favorita? La leche evaporada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *