Saltar al contenido

¿Se puede sustituir la levadura por bicarbonato?

Sustituir levadura por bicarbonato

Esto pasa siempre. De pronto quieres hacer un bizcocho de yogur clásico, unas galletas de mantequilla o cualquier otro postre similar y no tienes levadura química.

¿Qué hacer? ¿Tienes que dejar tu sueño de domingo a un lado?

No, no y no. Hay solución.

¿Es posible sustituir la levadura por bicarbonato?

Sí, puedes sustituirla. No hay problema en ello, pero debes hacerlo bien. No sirve con echar bicarbonato al tuntún porque sencillamente no funcionará la receta. Necesitas hacerlo bien. Aquí te explicaré la mejor forma de realizar el cambio.

Cambiar levadura por bicarbonato

Necesitas bicarbonato y un ácido

Lo primero, y por aclarar, hablo de sustituir la levadura química por bicarbonato en un bizcocho o en otro postre. NO me refiero a la levadura de panadería sino al típico sobre de levadura Royal. Al impulsor de toda la vida.

Bien. Aclarado ese punto, necesitas dos ingredientes:

  • Bicarbonato.
  • Líquido ácido.

Para sustituir la levadura química debes «estimular» el bicarbonato con un ácido para que tenga el efecto impulsor necesario para el bizcocho, las galletas o lo que quieras hacer. Lo bueno es que el ácido puede ser de muchos tipos:

  • Zumo de limón.
  • Zumo de pomelo.
  • Zumo de naranja.
  • Vinagre.

El vinagre no es la mejor opción porque al usarlo en dulces dejará un regusto «incómodo», pero puedes recurrir a él porque es poca cantidad. Todo depende de la receta que hagas. Si puedes, mi recomendación es que utilices zumo de limón.

Ajusta la cantidad

Esto es muy fácil. Para una cantidad normal necesitas una cucharada de postre de bicarbonato y el zumo de medio limón.

¿Qué es una «cantidad normal»?

Son las que uso para hacer un bizcocho para 4 o 6 personas. Funcionarían con este bizcocho de naranja (espectacular, por cierto) y con cualquier otro similar. Esa cantidad también funcionaría con unas galletas que lleven entre 200 y 350 gramos de harina.

Integra los dos ingredientes por separado

Por último, necesitas ajustar esos dos ingredientes en tu receta. Esto también es fácil:

  • El bicarbonato va con los ingredientes secos (harina, azúcar, etc.).
  • El limón se integra junto con los ingredientes húmedos (huevos, mantequilla, aceite, etc.).

Con estos consejos podrás sustituir la levadura por bicarbonato fácilmente.