Afilador de cuchillos

Los cuatrocientos tipos de afiladores que hay en el mercado pueden volver loco al mayor de los expertos, imagina si no lo eres, la locura está garantizada.

Si estás más perdido que un pulpo en un garaje sigue leyendo, te daré las claves para comprar un afilador de cuchillos acorde a tus necesidades.

Sencillo y para toda la familia.

¡Empezamos!

Afilador de cuchillos manual

Los afiladores manuales están pensados para ofrecer un buen resultado con pocas pasadas. Con estos aparatos no tendrás que preocuparte por colocar el cuchillo en un ángulo ideal.

¿Qué tipo comprar? ¿Cuál es el mejor afilador manual?

Algunos cocinillas prefieren los afiladores con mango, otros eligen la opción con ventosa.

Afilador manual con mango

El mejor afilador manual con mango lo fabrica la marca albaceteña Arcos.

Tiene dos rodillos: el de carburo de tungsteno está pensado para cuchillos que han perdido el filo; el otro rodillo, de cerámica, permite dar un acabado más fino al filo del cuchillo.

Este afilador sirve tanto para cuchillos de acero como cerámicos (aunque se supone que los cerámicos no deberían perder el filo, se supone…).

¿Qué resultado puedes esperar? Bueno, pero no excelente. Este utensilio es ideal como afilador de emergencia (para profesionales) o bien para uso doméstico. Los cuchillos cortarán bien, pero sé realista, no esperes un arma letal como las que hacen en «forjado a fuego». El afilador Arcos es bueno, pero no hace milagros.

Cómpralo al mejor precio en Amazon
Afilador de cuchillos manual con mango

Afilador manual con ventosa

AnySharp es el afilador más vendido porque saca filo a todo.

Tiene dos pestañas de carburo de tungsteno de gran resistencia. Es muy sencillo de usar, tan solo hay que pegar la ventosa en la encimera, o en una mesa sólida, y dar varias pasadas (siempre hacia nosotros). Importante: hazlo suave, con cariño, de más a menos, estás afilando no «arando el prao».

AnySharp permite afilar todo tipo de cuchillos, incluso los dentados de los cuchillos para el pan.

¿Qué resultado puedes esperar? Igual que el anterior, bueno pero no excelente. Ideal como afilador de emergencia (para profesionales) y para uso doméstico.

Compra AnySharp en oferta a través de Amazon
Afilador de cuchillos AnySharp

La alternativa al afilador manual es la chaira profesional, con ella necesitarás un poco más de maña, pero si consigues dominarla conseguirás un afilado fino y profesional.

Afilador de cuchillos eléctrico

Los manuales son la opción elegida por la mayoría de aficionados a la cocina, pero la opción eléctrica puede ajustarse más a tus necesidades.

Si eres de los que utiliza los cuchillos hasta que no son capaces de cortar ni la mantequilla… deberías optar por la versión eléctrica.

La ventaja del afilador que te recomiendo, marca Larcor, es que desbasta material con gran facilidad. Es capaz afilar cuchillos muy viejos y sin filo, claro que, debes tener cierta precaución o te quedarás con el mango en la mano (estoy exagerando un poco, sí…).

Consejo:

  • Dale dos pasadas por cada ranura para cuchillos con poco filo.
  • Dale cuatro o cinco pasadas a los cuchillos muy dañados.

Permite afilar cuchillos de todos los materiales y tijeras. No es apto con cuchillos dentados.

¿Qué resultado puedes esperar? Bastante bueno. Si lo usas bien obtendrás un mejor resultado que con los manuales, pero tampoco será excelente. Si quieres degollar los alimentos como un profesional… sigue leyendo.

Cómpralo a buen precio en Amazon
Afilador de cuchillos eléctrico Lacor

¿Buscas un afilado 100% profesional? Pues…

Los afiladores domésticos dan buen resultado, pero si buscas un filo capaz de cortar un pelo en el aire tendrás que ponerte el mono de trabajo. No hay máquina que de un resultado profesional.

¿Esperabas que un afilador obrara el milagro? Pues no.

Si eres profesional o aprecias la calidad más fina NO te recomiendar los afiladores anteriores.

Primero deberías adquirir una piedra de afilado y después aprender cómo utilizarla. Ármarte de paciencia, tendrás que encontrar el ángulo ideal y deslizar el filo con suavidad, una y otra vez.

Si quieres llegar al «nivel forjado a fuego», después de la piedra compra un asentador de cuero y dale varias pasadas, con eso conseguirás que tus cuchillos profesionales afeiten el bigote de las gambas en media pasada…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *