Galletas de mantequilla caseras

  • por
Galletas de mantequilla

Más fácil que el mecanismo de un chupete. En serio.

He hecho docenas de recetas. Algunas fáciles, pero lo de las galletas de mantequilla es otro nivel. Solo llevan tres ingredientes y las puedes tener listas en 17 minutos. Ni más, ni menos. Solo tienes que organizarte un poco.

Y lo mejor, están deliciosas. Son como las típicas galletas caseras de la abuela. Además, si tienes peques en casa se lo pasarán pipa haciéndolas. Son aptas para niños. Toma nota de la receta de las galletas de mantequilla. Imprescindible por lo fácil y porque te sacará de más de un apuro.

Con las cantidades que muestro a continuación te saldrán dos docenas de galletas (más o menos). Ajusta las cantidades pulsando en el enlace de «raciones».

Galletas antes de hornear

¿Cómo hacer galletas de mantequilla?

Preparación 5 min
Cocción 12 min
Raciones 8

Ingredientes
  

  • 350 g Harina
  • 250 g Mantequilla
  • 120 g Azúcar
  • 1 pizca sal opcional

Paso a paso
 

  • Pon el horno a calentar a 180ºC. Sin ventilador. Con calor arriba y abajo.
  • Añade todos los ingredientes en un bol. Es recomendable que la mantequilla esté a temperatura ambiente, si no lo está introdúcela unos segundos en el microondas.
    Ingredientes galletas de mantequilla
  • Mezcla con las manos. Sin miedo. Verás que la masa es un poco dura. Integra todo bien y amasa hasta que no se pegue en las manos.
    masa galletas mantequilla
  • Divide la masa en dos o tres bolas y estíralas con un rodillo hasta obtener una placa de medio centímetro (entre 0,5 y 1 cm, aproximadamente).
  • Usa una taza o vaso pequeño para "cortar la masa". También puedes usar una máquina para hacer galletas. Presiona ligeramente y coloca las gallegas en la bandeja del horno (si tienes papel de horno ponlo debajo para evitar que se peguen).
    masa cortada galletas
  • Hornea entre 10 y 15 minutos.
  • ¡No desaproveches la masa sobrante! Haz una bola con los restos, estírala, córtala y mete las futuras galletas de mantequilla en el horno.

Consejos para la receta

  • ¿Te gustan las galletas de mantequilla crujientes? A mí me encantan así, tostaditas, crocantes y hasta un poquito «quemadas». Si a ti también, hazlas finas, de medio centímetro más o menos.
  • Utiliza mantequilla de calidad: no escatimes con la mantequilla, es el único ingrediente en el que se nota la diferencia. De una buena a una mala mantequilla hay un mundo.
  • Ten cuidado con el horno: el único «secreto» de la receta de las galletas de mantequillas es el horno. Al principio es probable que esté demasiado bajo, pero las siguientes hornadas irán más rápidas. Entre 10 y 12 minutos es lo habitual, pero depende de tu horno. Cuando las veas tostadas estarán en su punto.
  • ¿Eres goloso? Espolvorea un poco de azúcar por encima antes de hornear, quedarán de lujo.

Información nutricional

Calorías: 441kcal | Carbohidratos: 48g | Proteina: 5g | Grasa: 26g | Grasa saturada: 16g | Grasa polinsaturada: 1g | Grasa monosaturada: 7g | Grasa Transgénica: 1g | Colesterol: 67mg | Sodio: 229mg | Potasio: 55mg | Fibra: 1g | Azúcar: 15g | Vitamina A: 781IU | Calcio: 14mg | Hierro: 2mg

¿Te gustó la receta?

5 de 1 voto

Dudas frecuentes sobre estas galletas de mantequilla caseras

¿Cuánto tiempo se conservan?

Muy poco porque volarán de la mesa. Pero en el peor de los casos no te recomiendo que las consumas más allá de una semana. Ten en cuenta que hablamos de galletas caseras, sin conservantes. Conviene consumirlas en pocos días.

¿Dónde guardarlas?

Lo mejor es introducirlas en una lata de galletas o en un tuper de cristal. «Enciérralas» lo más posible para que no pierdan el crujiente característico y para que no se pongan rancias.

¿Se pueden congelar las galletas de mantequilla?

Poder se puede, pero no te lo recomiendo. Es preferible congelar la masa que las galletas hechas. De todos modos, hacer galletas de mantequilla es tan fácil y rápido que no suele compensar congelarlas. Mejor hacer y disfrutar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Valora la receta