Saltar al contenido

Gambas al ajillo

  • por
Gambas al ajillo

Pocos platos se me ocurren más tradicionales que las gambas al ajillo. La experiencia de mojar pan en la salsa…

La receta de las gambas al ajillo no es ningún secreto, pero tiene varios trucos importantes que te contaré al final. Para la versión tradicional necesitas muy pocos ingredientes. Todo básico y facilito. Un plato sin adornos pero con todo el sabor. Sabe a tradición.

Queda de locos. Es una receta que conviene guardar bien. Repetirás.

¿Cómo hacer gambas al ajillo?

Es fácil, si usas gambas peladas la tendrás listas en 5 minutos (o menos).

Eso sí, te recomiendo leer hasta el final y revisar la sección de consejos, en ella explico varios «tips» que marcarán la diferencia en la preparación.

Gambas al ajillo
Preparación 3 min
Cocción 2 min
Raciones 4

Ingredientes
  

  • 700 g gambas
  • 10 dientes ajo
  • 10 cdas aceite de oliva
  • sal

Paso a paso
 

  • Pela los dientes de ajo y lamínalos muy finos. No los piques como se suele hacer, el ajo laminado (como en la imagen) queda mucho mejor en las gambas al ajillo.
    ajo gambas ajillo
  • Pon el aceite en una sartén antiadherente. Colócala a fuego medio-alto (7 de 9 si tienes vitrocerámica).
    Aceite en la sartén para las gambas
  • Añade el ajo fileteado. Cocina hasta que se dore ligeramente. Te llevará uno o dos minutos. Intenta que no tome mucho color para que no amargue.
    Sofriendo ajo para las gambas
  • Echa las gambas peladas y secas. Es importante que no tengan pieles, restos o exceso de humedad. Cocínalas hasta que cambien de color, entre 1 y 2 minutos, removiendo de vez en cuando.
    preparacion gambas ajillo
  • Añade unas pizcas de sal y mueve la sartén en círculos para que la salsa se emulsione. Presenta las gambas al ajillo en un plato de barro para aguanten mejor el calor (suelen enfriar rápido). Disfruta.
    gambas al ajillo 02

Consejos para la receta

  • ¿Cómo hacer esta receta con gambas al ajillo congeladas? Nada cambia, tan solo debes descongelar las gambas previamente. Por comodidad, yo la he preparado con gambas congeladas y ha quedado perfecta.
  • ¿Es mejor utilizar gambas frescas? Sin duda. Lo ideal es usar gambas de la mejor calidad y, a ser posible, frescas.
  • Truco si usas gambas frescas: quítales el intestino con ayuda de unas pinzas o dándoles un corte longitudinal. El intestino, la parte negra que verás en su «espalda», es el responsable de la arenilla que a veces se nota en las gambas al ajillo. Te llevará un poco de tiempo pero merecerá la pena. Para redondear las gambas al ajillo, dedica un poco de tiempo a eliminar los intestinos.
  • ¿Se le puede añadir picante? Esto va en gustos. Yo las prefiero tal cual, al estilo tradicional, porque el ajo ya añade un puntito picante. Pero si te va la marcha, puedes echar un par de guindillas.
  • Usa un buen aceite de oliva: la salsa que mojarás con pan quedará brutal si utilizas un aceite de oliva de calidad. Virgen extra, a poder ser. El aroma mejorará considerablemente.

Información nutricional

Calorías: 200kcal | Carbohidratos: 3g | Proteina: 32g | Grasa: 6g | Grasa saturada: 1g | Grasa polinsaturada: 1g | Grasa monosaturada: 3g | Grasa Transgénica: 1g | Colesterol: 294mg | Sodio: 1321mg | Potasio: 277mg | Fibra: 1g | Azúcar: 1g | Vitamina A: 420IU | Vitamina C: 1mg | Calcio: 132mg | Hierro: 1mg

¿Te gusta la receta?

5 de 2 votos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora la receta