Saltar al contenido

¿Cómo conservar las castañas (mucho) más tiempo?

  • por
Conservar las castañas

Otoño y castañas van de la mano. El problema es que se estropean rápido, sobre todo si no tomas ciertas precauciones.

Conservar las castañas correctamente tiene su complicación. Te voy a mostrar los mejores métodos de conservación de la castaña y un truco extra para aprovecharlas mejor.

Por cierto, mi método favorito (el cuarto), permite conservar las castañas durante 12 meses en perfecto estado. Y no, no es congelarlas.

Conservar las castañas crudas con cáscara

Muchas veces solo queremos que las castañas crudas duren más tiempo. ¿Cómo hacerlo?

Es complicado. Las castañas son un manjar para los insectos. Por si fuera poco, también son grandes enemigas de la humedad. Dos consejos:

  1. Revisa las castañas una a una antes de guardarlas.
  2. Evita las bolsas de plástico y los tuppers.

Así debes revisar las castañas

Es importante revisar las castañas una a una para descartar las que estén en mal estado. Las buenas:

  • Deben tener la piel brillante.
  • Es necesario que tengan una consistencia dura.

Deshecha las que estén pálidas, ahuecadas o que tengan agujeros (estarán agusanadas). Una castaña en mal estado puede estropear al resto, esta primera selección es muy importante.

El método de la selección no es infalible, pero tampoco lo es remojar las castañas durante días. Simplifica: si están duras y tienen un color vivo y brillante, pasan el corte.

Conservar castañas frescas

Consejos para guardar las castañas en crudo

La clave es evitar las bolsas de plástico o los tuppers de toda cosa. La humedad es un gran enemigo de las castañas, encerrarlas en un ambiente poco ventilado no es una opción.

Mejor ponlas en una cesta ventilada (con agujeros), sin amontarlas demasiado para que el aire pueda circular. Si quieres conservar muchas castañas, usa varias cestas. En su defecto, puedes meterlas en una bolsa de tela o de otro material transpirable.

Colócalas en un lugar seco, oscuro y fresco (la típica despensa de toda la vida). Ahí podrán aguantar hasta 15 días.

Congelar las castañas

Sí, las castañas también se pueden congelar. De hecho, es uno de los métodos más populares.

Lo bueno de congelar las castañas es que alarga el tiempo de conservación hasta 6 u 8 meses, a partir de ese plazo empiezan a perder mucho sabor y propiedades.

Para congelarlas correctamente simplemente asegúrate de seleccionarlas como acabo de explicar en el punto anterior. La idea es quedarnos con las buenas y evitar congelar las agusanadas o enfermas.

A partir de ahí, mete las castañas en una bolsa de congelación y ciérrala tratando de meter la menor cantidad de aire en su interior.

Castañas peladas

Cocer las castañas

Con este método de conservación, las castañas te durarán 15 días en perfecto estado. Es una buena forma de conservarlas.

El método es muy sencillo. Elige las castañas sanas, como te expliqué en los puntos anteriores. Hazles un corte en la base y ponlas a cocer en abundante agua. Deben hervir lentamente durante 30 a 40 minutos. El tiempo varía dependiendo del tamaño de la castaña.

Una vez completada la cocción, sácalas del agua y déjalas templar un par de minutos. Pélalas en caliente. Retira la piel con cuidado de no quemarte. Una vez enfríen, guárdalas en la nevera.

Secar las castañas

Mi método favorito. Permite conservar las castañas durante 12 meses.

Tradicionalmente se secaban durante 7 días, hoy el método se ha perfeccionado.

  1. Selecciona las castañas sanas.
  2. Dales un corte en la base.
  3. Pon abundante agua en una cazuela.
  4. Déjalas cocer a fuego medio durante 7 minutos.
  5. Pélalas en caliente.

A partir de ahí, ponlas a secar en un deshidratador de alimentos. Si no tienes y quieres comprarlo, te recomiendo la alternativa calidad-precio de Clatronic (Amazon) o la de excelente calidad de WMF (Amazon). Recomiendo hacerlo a 60ºC. El tiempo varía dependiendo del tipo de deshidratador, te llevará entre 12 y 24 horas.

Otra opción es deshidratarlas en el horno, pero la mayoría de hornos no permiten temperaturas tan bajas. Podrías dejar la puerta del horno entreabierta, aunque sería un derroche de energía importante (y con el precio de la luz… igual hasta más caro que comprar un deshidratador).

Las castañas secas se pueden comer tal cual y también son excelentes para añadir a guisos, caldos o purés.

Conservar castañas secas

Aprovechar las castañas cocinándolas

Si has comprado o recolectado muchas castañas y no sabes cómo darles salida, lo mejor es que prepares una receta.

Esta tarta de castañas es simplemente brutal. Fácil y 100% recomendable.

Por supuesto, también puedes asarlas en casa, pero siempre en una sartén agujereada para castañas. Si no la tienes y tampoco quieres comprarla, usa una sartén vieja a la que tengas muy poco cariño (después de asarlas terminará en la basura).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *