Saltar al contenido

¿Se pueden congelar los champiñones? Sal de dudas

  • por
Congelar champiñones

Puede que tengas una cesta con 117 champiñones en la cocina y no sepas qué hacer con ellos. Como también es posible que hayas comprado muchos (demasiados).

¿Se pueden congelar?

Directo y al grano: sí, se pueden congelar. Otra cosa es que sea la opción perfecta o más recomendable. Como puedes imaginar, no es taaaaaan fácil ni taaaan bueno como cuentan por ahí.

Congelar champiñones tiene una parte negativa

Esto es lo que no te cuentan. La congelación altera el sabor, la textura y el valor nutricional de los champiñones. Si estás pensando en congelarlos para tenerlos a mano en el futuro uso, es mejor utilizarlas en platos cocinados donde estos cambios no se noten tanto.

Siempre será mejor congelar una crema de setas y champiñones (por poner un ejemplo) que congelar los champiñones a granel y sin ningún tipo de cuidado.

Pero no todo es negativo. La buena noticia es que puedes congelarlos respetando unas sencillas normas. Te cuento cómo.

Congelar champiñones en casa

¿Cómo congelar los champiñones correctamente? Aplica este método

La clave del proceso es intentar no congelar los champiñones enteros. Esa es la peor forma de congelarlos, sobre todo si son de tamaño tirando a grande.

¿Por qué? Si los congelas enteros lo que ocurrirá es que soltarán mucha agua al cocinarlos y quedarán con una textura entre mala y lamentable. Y da igual si los añades directamente a una sartén a 300ºC. Soltarán agua y no serán ni la sombra de lo que esperabas.

Mejor sigue este paso a paso:

  1. Limpia los champiñones así.
  2. Córtalos en láminas.
  3. Saltéalos en una sartén con un chorrito de aceite a fuego máximo durante 2 o 3 minutos. Intenta no poner la sartén a rebosar, mejor hazlo de varias veces para que no suelten agua.
  4. Sácalos a un plato y déjalos enfriar.
  5. Introdúcelos en una bolsa especial para congelar.

Con este sistema, retirarás una parte importante de humedad del champiñón, ahorrarás mucho espacio en el congelador (ocuparán poco) y conseguirás que al descongelarlos mantengan gran parte de su sabor y textura.

No se parecerán a los frescos, claro está, pero serán bastante decentes.

¿Cómo descongelarlos?

Utilízalos congelados. Añádelos directamente a la sartén (a fuego máximo) para que «despierten» y recuperen gran parte de su esencia.

No los descongeles previamente, perderán mucha textura y quedarán peor.

¿Cuánto tiempo duran los champiñones congelados?

La fecha de caducidad de los champiñones congelados en casa ronda los 3 o 4 meses. No te recomiendo dejarlos mucho más, a partir de esa fecha empezarán a captar olores (y sabores) raros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *