Saltar al contenido

Termómetro para carne: ¿cuál comprar y por qué?

  • por
Termómetros para carne

Imprescindible tener un termómetro para carne en casa. Es uno de esos utensilios que para lo que cuestan y lo poco que ocupan, no pueden faltar en la cocina.

Este tipo de termómetro sirve para controlar la temperatura en el «corazón» de la carne. Colocándolo correctamente sabrás exactamente cuando la carne está cocinada al punto.

He probado media docena de termómetros y te recomiendo no comprar el más barato (uno de origen chino con cuatro puntitos rojo). A mí me costó 4€ y terminó en la basura, se rompió en menos de una semana.

Aquí te hablaré de los termómetros analógicos (sin pilas) y digitales (con pilas).

Termómetro para carne analógico: pros, contras y mejor modelo

Si buscas un termómetro eterno y sin pilas, los analógicos son tu mejor opción.

¿Ventajas?

  • No necesitan pilas.
  • Ofrecen una durabilidad insuperable.
  • Funcionan de lujo en el horno.

¿Inconvenientes?

  • La precisión es su punto débil.

Son termómetros diseñados para pinchar la carne y comprobar cómo evoluciona la temperatura de forma aproximada. Tienen bastante margen de error.

En mi opinión, son la mejor opción para hacer carnes en el horno. Imprescindible para hacer un buen pollo al horno en su punto o esta espectacular cochinita pibil.

¿Qué termómetro para carne (analógico) comprar?

Por calidad, durabilidad y prestaciones, mi única recomendación es el termómetro WMF Scala. Lleva muchos años en el mercado. Es el mejor. Y su precio es razonable. No hay motivo para no comprarlo. Lo tienes en Amazon.

Termómetro para carne WMF Scala

Termómetro para carne digital: ¿valen la pena? ¿Cuál comprar?

He probado los principales termómetros digitales de cocina. Desde los más baratos hasta los más caros. Aquí te dejo mi opinión sobre las mejores opciones para carnes.

¿Ventajas?

  • Precisión.
  • Rapidez en alcanzar la temperatura.
  • Versatilidad (sirven para otras preparaciones).

¿Inconvenientes?

  • No están pensados para dejar dentro del horno.

Los termómetros digitales para carnes también están diseñados para pinchar en la carne, pero la idea es utilizarlos para medir la temperatura en momentos puntuales.

Van muy bien si quieres hacer un chuletón de 1 kg (a la barbacoa o a la plancha) y quieres comprobar el punto exacto de la carne. También son ideales para otras muchas carnes y preparaciones.

Para el horno me gustan menos (aunque hay opciones con sonda muy válidas para ese fin).

En mi opinión, los digitales con sonda incorporada son la alternativa más versátil. Perfectos si además de carnes te gusta cocinar otros platos dulces o salados. Se adaptan a un montón de recetas y preparaciones. De hecho, son imprescindibles para cocinar a baja temperatura sin roner.

termometro carne lacor

¿Cuál comprar?

Aquí viene lo importante. De todos los modelos que he probado te recomiendo estos tres:

  • Por calidad: WMF Profi Plus. Un termómetro con excelentes materiales y una sonda larga que facilita las mediciones en casi cualquier circunstancia. Aquí tienes mi mi análisis del WMF Profi Plus.
  • Por relación calidad-precio: Fagor. Tiene la sonda más corta y eso le resta algo de funcionalidad con carnes, pero funciona bien. Es preciso y muestra la temperatura en gran tamaño. Mi análisis del termómetro Lacor.
  • Por precio: ThermoPro TP02S. La opción barata, no desmerece demasiado. Es «plasticoso» y de bastante peor calidad que los anteriores, pero mide la temperatura y hasta la fecha no me ha fallado. Mi opinión del ThermoPro TP02S.

Si tuviera que comprar otro termómetro para carnes, sería el Fagor. Me gustaría que la sonda fuese un poco más larga (para no quemarme en ciertas preparaciones), pero por el precio hace la función y tiene muy buena calidad de materiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *