Saltar al contenido

¿Cómo saber si el pollo está malo?

  • por
Pechugas de pollo enteras

Abres la nevera y… horror. Un trozo de pollo amenaza con salir corriendo.

No será exactamente así, pero casi. Y ahora necesitas saber si el pollo está malo o puede consumirse con seguridad.

Hay varios trucos que puedes aplicar.

Trucos para saber si el pollo está en mal estado

Es importante saber si el pollo está malo antes de consumirlo. Sobra decir que comer pollo en mal estado puede ser peligroso para tu salud.

Primero: si viene en bandeja, comprueba la fecha de caducidad. No debería pasar nada si ha superado un día la fecha marcada. En cualquier caso, te recomiendo hacer estas comprobaciones.

Alitas de pollo en buen estado

Huélelo

Sé que no suena muy sexy, pero si quieres saber si el pollo está malo, tendrás que olerlo. Es el mejor consejo que puedo darte.

Un pollo fresco no debería tener un olor desagradable. Si huele a amoníaco o a podrido, es una señal clarísima de que el pollo está malo.

Comprueba su textura

Un pollo fresco tendrá una textura suave y sedosa. Si la carne del pollo está mala, será áspera o dura.

Esto es un poco más complicado de describir, pero la textura no suele engañar.

Revisa el color y la consistencia

Un pollo fresco debe tener un color rosado pálido. Si el pollo está malo, puede tener un tono grisáceo o verdoso, lo que indica la presencia de bacterias.

Seguramente hayas visto alguna bandeja de pollo en el super con un color similar a ese. Se nota rápido. El color no engaña:

  • ¿Es amarillento o rosado? Bien.
  • ¿Es gris o verdoso? Mal, muy mal.

Además, un pollo en mal estado tendrá una consistencia esponjosa y probablemente habrá soltado bastante líquido.

¿Qué recetas preparar con un pollo en «regular» estado?

Supondré que el pollo de tu nevera ha superado las pruebas.

¿Qué hacer con él?

  • Evita prepararlo a la plancha: lo fácil es encender la sartén y cocinarlo. No digo que esté mal, pero ese pollo está poco fresco y «sabrá regular». Tienes mejores alternativas que la plancha.
  • Cocínalo en salsa: te recomiendo hacer estas pechugas a la naranja. Con ellas conseguirás disimular el aroma que pueda tener por llevar demasiado tiempo en la nevera.
  • Prepáralo al ajillo: si no son pechugas, puedes cortarlo en trozos y hacer este excelente pollo al ajillo. Quedará bastante mejor que a la plancha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *