Saltar al contenido

Sartenes San Ignacio después de 2 años

  • por
Sartén San Ignacio

Todas las sartenes son buenas los primeros días de uso. Incluso las primeras semanas. El desastre suele suceder después de unos meses.

Con las sartenes San Ignacio (de las más vendidas) he querido hacer una prueba especial. Probarlas a fondo, casi maltratándolas, durante 2 años.

¿Qué tal me han funcionado durante este tiempo? ¿Merecen la pena o hay mejores opciones?

Primeras semanas con las sartenes San Ignacio

Al comprar la sartén de San Ignacio esperaba poca calidad. Es cierto que esta marca es una de las más vendidas y populares, pero sus precios son bajos y nadie da duros a cuatros pesetas.

De primeras me sorprendieron. Las esperaba peores.

Y no están nada mal. Son robustas (algo pesadas) y, en general, están bien terminadas.

Tanto el antiadherente como el mango tienen una calidad más que aceptable. Las primeras semanas cocinando con ella fueron según lo esperado. Bien.

Mango de las sartenes San Ignacio

Así «envejecen» las sartenes de la marca San Ignacio

La San Ignacio está en el grupo de sartenes antiadherentes clásicas. Viene con un revestimiento teflonado libre de PFOA y de otras sustancias tóxicas.

A partir de ahí, no tienen ningún tipo de refuerzo, como sí sucede con las sartenes de titanio.

¿Resultado?

Obviamente «sufren» más que las sartenes de gama alta. Como puedes ver en la imagen inferior, el teflón presenta desperfectos importantes:

  • Líneas de desgaste (por uso de utensilios metálicos).
  • Sombras que indican daño severo del recubrimiento.
  • Zonas con suciedad incrustada.

Claro que, en estos dos años usando las sartenes San Ignacio no he tenido un cuidado especial con ellas. Las he metido en el lavavajillas cuando tocaba y de vez en cuando he usado cuchadas metálicas (algo «prohibido» en las sartenes de este tipo).

Pero entiendo que tú harás lo mismo o algo parecido.

Ahora, después de 2 años, los alimentos más delicados, como los huevos o el pollo, se pegan al fondo de la sartén. El resto de alimentos suelen cocinarse sin problemas.

¿Conclusión? Después de este tiempo están para cambiar.

durabilidad santen san ignacio 1

¿Valen la pena? Mi opinión honesta

Respuesta corta: por el precio, merecen la pena.

Las de gama alta duran más en mejores condiciones, como es el caso de las sartenes BRA, pero su precio es tres veces superior.

¿Interesan? Si tienes bajo presupuesto, para mí es una alternativa interesante.

Eso sí, te recomendaría cambiarlas como máximo en 2 años. A partir de ahí, el antiadherente no solo dejará de hacer su función, sino que también empezará a despegarse.

Si te interesan, puedes comprarlas a buen precio en Amazon.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *