Saltar al contenido

5 razones por las que no debes comprar langostinos cocidos

  • por
Langostinos cocidos

Escribo este artículo el 24 de diciembre, día de Nochebuena. Posiblemente el día del año en el que más langostinos se consumen.

Iré a cenar a casa de mi madre. Ella, con toda la buena voluntad, ha comprado langostinos cocidos.

Meeeeec. Error. Error gordo. Lo hizo con toda la buena voluntad, pero lo suyo habría sido comprar los langostinos crudos y cocerlos así:

¿Por qué no debes comprar langostinos cocidos?

Suelen ser de peor calidad

Si miras en la sección de congelados del supermercado te darás cuenta que los cocidos son un poco más baratos que los crudos. Ten en cuenta que esos langostinos han sido cocidos, lo que supone un coste añadido.

¿Cómo puede ser que sean más baratos que los crudos? Porque, por lo general, utilizan los de peor calidad. Los de menor porte. Y tampoco creas que hay un hombre cociéndolos en una olla gigante en medio del océano…

Langostinos cocidos

La textura es horrible

Entiendo que la gente compre langostinos cocidos por comodidad, pero no merece la pena. Su textura es horrible.

No siempre es así, algunas empresas comercializan langostinos cocidos de buena calidad, pero son minoría y no están a la venta en los supermercados «normales».

Los langostinos cocidos que encuentras en el súper vienen a ser como masticar un chicle. La carne está mucho más apretada que si los cocieras al momento.

Se pierden todos los matices del langostino

Con los langostinos la cosa suele funcionar así:

  1. Quitas la cabeza.
  2. Chupas los jugos (este año está permitido chupar las cabezas de los langostinos).
  3. Pelas el cuerpo.
  4. Disfrutas.

Cuando compras langostinos ya cocidos, solo te quedan los puntos 1 y 3: quitar la cabeza y pelar el cuerpo.

Porque la cabeza no tendrá jugos y porque el disfrute será cercano a cero.

El sabor desaparece

Los langostinos que compras cocidos han sido cocinados meses antes de su puesta en el supermercado. Habrá algunas excepciones, pero por lo general es así.

¿Cómo crees que será su sabor? Imagina.

Langostinos cocidos de compra

Pierden toda la versatilidad

Con un langostino crudo puedes hacer esta receta de langostinos al horno, por aquello de cambiar.

También puedes hacer arroces, sushi, ensaladas de langostinos y otras mil recetas.

¿Con los cocidos? Nada más que comerlos.

Esta Nochebuena me tocará echar una buena cantidad de mayonesa casera a los langostinos cocidos de compra para pasar el mal trago.

Si puedes, compra langostinos sin cocer y cuécelos así. Saldrás ganando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *