Saltar al contenido

Olla a presión Monix Presto: Prueba y opinión

  • por
Monix Presto

La mayoría de la gente suele optar por comprar utensilios con buena relación calidad-precio.

En esa categoría entra la olla a presión Monix Presto. Tiene buen diseño y mejor precio. Forma parte de las mejores ollas a presión del año.

Pertenece a una marca muy conocida, la del lema «¡Qué menox… que Monix!». Si tienes más de 15 años seguramente te suene.

Lo importante: ¿vale la pena la Monix Presto? La he probado durante semanas. Por aquí te dejo mi análisis y opinión.

Monix Presto

7.7 out of 10

La opción calidad-precio por excelencia. Una olla express que funciona sin sorpresas y que lo hace a un precio muy reducido. Permite ahorrar energía. Es fácil de usar.

Calidad
6.5/10
Facilidad de uso
8.5/10
Retención del calor
7/10
Limpieza
6.5/10
Precio
10/10

Pros

Excelente precio

Buena funcionalidad

Ligera y cómoda

Cons

Suelta algo de vapor

Calidad media

¿Cómo es la Monix Presto?

Hecha con acero inoxidable, brillante por fuera y mate por dentro.

El fondo difusor tiene tres capas para optimizar el calor. Es apta en todo tipo de cocinas, incluyendo inducción.

La tapa es muy simple. Viene con un mango de baquelita que ofrece un excelente aislamiento térmico. No quema.

Se trata de una olla a presión clásica. No es super-rápida.

Interior de la Monix Presto
Fondo de la Monix Presto

Funcionamiento de esta olla a presión

Introduces los alimentos, el líquido (agua o caldo) y cierras la tapa «buscando que haga click».

Pones el fuego al máximo y esperas hasta que suba el «pitorro» (señal de que alcanzó la presión mínima). Poco después, llegará a su máxima presión. A partir de ahí, puedes empezar a contar el tiempo de la receta que quieras preparar.

Una vez termine el tiempo, solo queda retirarla del fuego y presionar el botón verde de la tapa para liberar la presión. Por último, hay que arrastrar el pulsador verde hacia adelante para poder abrir la tapa girando hacia la derecha.

Es muy sencilla de usar. De lo más simple. Cuesta más explicarlo que hacerlo.

Además, la Presto destaca por su ligereza y comodidad. Ideal para personas con movilidad reducida o poca fuerza.

Cierre de la olla a presión Monix Presto
Monix Presto cerrada

Test de retención de calor

La prueba de fuego. Coloqué la olla con 1,5 litros de agua, hasta que llegó a la marca de «mínimo». Después, subí el fuego al máximo y empecé a contar el tiempo hasta los distintos niveles:

  • Subida de válvula de presión: 8 minutos y 25 segundos.
  • Presión máxima: 10 minutos y 30 segundos.

A partir de ahí, retiré la olla a presión del fuego y seguí contando el tiempo para comprobar su retención del calor.

  • Tiempo hasta la bajada de la válvula: 25 minutos y 2 segundos.

¿Qué quieren decir estos datos?

Es una olla a presión que tarda algo más que otros modelos en llegar al nivel de presión de trabajo y que ofrece una retención de calor correcta.

No es la que más aguanta el calor en su interior, pero funciona bien y hace lo que se espera de ella: ahorra tiempo y dinero en las cocciones.

El principal problema de esta olla

No es un problemón, pero la Monix Presto pierde algo de vapor por el mango y por la tapa.

Además, suelta algo de líquido cuando pulsas el botón verde de liberación de vapor, sobre todo si lo haces cuando está «a tope de presión».

Es algo habitual en ollas a presión de gama media, como la Presto, por lo que tampoco me sorprende.

No supone riesgos, tan solo implica que haya olores en la cocina que quizá no esperabas y que no sea tan rápida ni tan óptima como otras ollas a presión. Si quieres una olla limpia, te recomiendo elegir la WMF Perfect o la Kuhn Rikon Duromatic.

Tapa exterior Monix Presto
Tapa interior Monix Presto

Mi opinión final de la olla express Monix Presto

Esta olla a presión es la típica que funciona como se espera y que lo hace a un precio reducido. Su relación calidad-precio es muy buena.

Obviamente tiene algunos pequeños problemas, como la liberación de vapor por ciertos puntos durante la cocción, pero algo típico en ollas a presión de este rango de precios.

Recomiendo la olla Monix Presto a los que quieren gastar poco sin sacrificar la calidad. Es una opción calidad-precio.

Presto no es la mejor, ni la más rápida, ni la más limpia, pero ahorra tiempo y dinero en el día a día.

La tienes en Amazon a buen precio

Importante. Todos los análisis de utensilios son financiados por mi bolsillo para conservar la objetividad. Si decides comprar algún producto a través de los enlaces (no tiene coste extra para ti) me ayudas a crear más contenido como el que has leído.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *